Texto especial destacado.

Aquí me tienes, dándolo todo

Antes jugaba a baloncesto. Ahora no.

¿Sabéis la historia de chaval que juega muy bien y cuando parecía que SI, resulta que NO?

¿Qué cuando parecía que casi SÍ, resulta que una grave lesión le dice que seguro que NO?

Pues ese soy yo.

Después de mi lesión de rodilla, la cual me hizo abandonar la idea de hacer una carrera profesional en el baloncesto, y después de 9 meses de dura recuperación (y alguna lágrima)  empecé a trabajar en una pequeña tienda de deportes de barrio.

Allí aprendí la base de la venta y cómo fidelizar de verdad a un cliente.

Conocíamos a cada uno de nuestros cliente y sabíamos qué necesitaban y qué les gustaba.

También conocíamos a todos los «yonquis» del barrio que nos querían robar día sí y día también.

Fue un verdadero master en diseñar «buyer personas» y en «sospechosos habituales».

Tres años después entré a trabajar en unos grandes almacenes muy famosos que les encanta la primavera  y de cuyo nombre no quiero acordarme.

También aprendí mucho. Sobre todo ¡lo que no se debe hacer!.

Nos obligaban a ir detrás del los clientes como perros de presa sin dejarles respirar, estaba prohibido hablar entre los COMPAÑEROS y reírnos 😳

¡Esto es una empresa seria, coño! Aquí se viene a trabajar, no a pasarlo bien – repetían los jefes de planta- Vaya vástagos de meretriz.

Por fin, con mucho esfuerzo, logré escapar de la secta y entrar en el boyante negocio de la telefonía móvil donde me lanzaron a la calle a vender como si se acabase el mañana.

​En vez de «Ancha es Castilla» me dijeron,
– Pilla este portafolios y ancha es Barcelona.

Después estuve más de cinco años trabajando para Blackberry (Esto lo digo siempre porque  a la gente le flipa y dicen cosa como esto que, seguro acabas de decir tú).

– «Hombreeee Blackberry. Yo tuve una., Molaba el BBM y nos pasábamos el PIN y el tecado iba superbién. Que fuerte, tío, lo que le pasó. Y ni existe ya… «

Soy adivino, ¿o no?.

También trabajé en Sanitas.

– «Hombreeeee, Sanitas. Yo tengo Adeslas.

  También me vale;

– Hombreeeee yo tengo Sanitas, ufff desde hace mogollón

Son temas que dan mucha conversación y ayudan a vender. Te lo aseguro .

​Mientras tanto me puse a estudiar todo lo que no había estudiado cuando tocaba.

Así que después de aprobar el acceso a la universidad para mayores de 25 años. Me encuentro en la facultad de Psicología de UB rodeado de adolescentes de 18 años con granos y con una máxima preocupación.

​En fin. Que después de todos estos años me convertí en lo que soy ahora.

Me he pasado más de 20 años de mochilero con los mejores comerciales acompañándolos en sus visitas y observando su día a día.

Solo de los mejores he sacado el Método PASE.

Son comerciales que no se preocupan por :

  • Si viene un virus y lo jode todo ( sobretodo a los que nos están preparados).
  • Si suben o bajan los precios
  • Si quedan dos días para el cierre y no han cumplido los objetivos
  • La reunión de seguimiento con su jefe
  • El final de trimestre y el cierre del año
  • Si les cambian de zona o les asignan nuevos clientes
  • Por la pasta. (Porque están «forrados». Solo en variables ganan el doble de lo que ganan sus compañeros de equipo).
  • Los incentivos puntuales. ( se los llevan todos).

 

Vendedores que tienen dos aspectos en común muy trabajados :

– LA MENTALIDAD

– LA METODOLOGÍA


He recopilado toda esa información y lo he ensamblado en una metodología de ventas que te transforme en un vendedor todoterreno y solamente te preocupes por ver cuánta pasta vas a ganar ese año y cuantos incentivos te vas a llevar.

Quiero darte mi mejor asistencia.

 

El Método PASE (Planificación, Acción, Seguimiento y Éxito)

 

Así que , como habrás adivinado ya.

Cada día despeino a los pequeños Unicornios que quieren transformarse, que quieren ganar dinero de verdad, que quieren liderar el proceso de ventas y liderar la relación con sus clientes.

Si quieres ser de estos, te das de alta aquí … Darse de alta es gratis, darse de baja también es gratis.

.